Viene una buena etapa para Monterrey

Cinco indicadores que pronostican que vienen cosas interesante para la región

Este artículo está también disponible en versión en audio.

Audio


Considerando lo que he aprendido en estos últimos meses, estoy convencido: viene una buena etapa para Monterrey. 

El 19 de junio del año pasado, Whitepaper pasó de ser un proyecto, a una pequeña startup. Ese día lanzamos un modelo freemium, con una parte del contenido disponible para todo mundo, así como material solamente para suscriptores. 

A partir de ese día, hemos enviado 330 newsletters, y para ello, hicimos un enorme número de entrevistas, investigamos sobre la historia empresarial, analizamos tendencias, revisamos números. 

Aprendimos mucho. Mucho. 

Y es con base en esto, que hoy me atrevo a pronosticar que la ciudad – si no es que la región – está entrando en una fase con un enorme potencial. Hay al menos cinco conceptos que queremos destacar – de entre todo lo que descubrimos en estos 12 meses – y que creemos que son la base de este potencial.


El ecosistema emprendedor

A lo largo de los últimos meses hemos visto una explosión en las rondas de inversión para startups basadas en México. Básicamente están sucediendo tres cosas simultáneamente: 

  1. Hay ya varias startups que tienen una escala ‘de verdad’. Que atienden a cientos de miles – o incluso millones – de clientes, que tienen equipos maduros, que se van convirtiendo en líderes en sus propios segmentos.

  2. Las rondas de inversión y las valuaciones alcanzan cifras verdaderamente impactantes, y esto a su vez se convierte en gasolina que las startups usan para crecer más rápidamente y contratar personas con más nivel y con más experiencia.

  3. Los principales fondos de inversión a nivel global invierten en el ecosistema. Hoy están ya todos aquí: desde SoftBank, Tiger Global y Prosus, hasta Kazsek y Monashees

A pesar de esto, el ecosistema en Monterrey ha estado rezagado (sobre todo en comparación con CDMX). Pero ahora, vemos indicios de que esto cambiará – y rápidamente. 

Hay ya varias de las startups locales que, si bien con un perfil más bajo, están operando a una escala sumamente relevante. Es el caso de Kinedu, una app de edtech que es usada por unas 150 mil familias nuevas cada mes, y que buscan convertir en la universidad para papás y mamás más grande del planeta. Está el caso de Envíaflores.com, que es por mucho el líder a nivel nacional en regalos por medio de una plataforma digital (y una de las startups de e-commerce más grandes en el país), y el de Skydrop, que crece sin parar desde hace algunos años. Están nuevas generaciones egresadas de Y Combinator - incluyendo a Calii, Vitau, Kredi, etc. – y está Moneypool, está Nowports, está Fitzer. No son las únicas. 

Hay mayor madurez en los equipos, hay mayor madurez en otras organizaciones importantes para el ecosistema (incluyendo universidades y organismos como el Digital Hub) y sobre todo, hay mayor interés por parte de la comunidad inversionista. 


Los inversionistas

Dentro del mundo de las inversiones, Monterrey comienza a ser referente en dos categorías sumamente importantes: los family offices y el corporate venture capital. Como lo explicamos en sus respectivos artículos, cuando se habla de cualquiera de estas dos categorías – ya no solamente en México, sino a nivel regional – sobresale lo que está sucediendo en Monterrey. 

En ambos casos, se han convertido en organizaciones formales, con equipos especializados y con experiencia, con objetivos y procesos. Y los resultados – discretamente – parecen estar ahí. Hay tanto family offices como CVCs locales que participan como inversionistas, directa o indirectamente, en varios de los ‘unicornios’ más famosos a nivel regional, como Kavak, Nubank, Bitso, Clip, Rappi...

Varios de los inversionistas ángeles en la ciudad vivieron ya los primeros éxitos. La venta de Nano Kitchens fue un homerun, y vienen cosas interesantes en el camino – sobre todo en inversiones locales. 

En otros niveles, está la inversión en Betterware – en la que participaron un grupo importante de inversionistas locales, y es ahora considerada la SPAC más rentable de los últimos años – más el caso de Dalus en Clip, las adquisiciones recientemente anunciadas de parte de empresas como VerzatecAlpek Prolec GE, etc. 

Todo esto no significa que no haya problemas o inversiones que no hayan resultado, claro. Pero sí vemos que hay ya las estructuras y los equipos para analizar y administrar formalmente las oportunidades de inversión, y sobre todo, que hay una actitud más proactiva, formada – y sí, con ganas de crecer y lograr un mayor impacto. 


La innovación a nivel institucional y crecimiento de las medianas

Ya no es solamente una palabra que todo mundo menciona. Comienzan a haber ejemplos importantes, en donde empresas están dispuestas tanto a invertir para investigar o desarrollar cosas nuevas, y también a lanzar nuevos modelos de negocio

Banregio está haciendo una apuesta grande con Hey Banco. Sigma se tardó en armar un equipo especializado, pero ahora busca compensarlo con una actitud de apertura. La agenda de innovación en OXXO es un ejemplo de equilibrio, combinando iniciativas de impacto en el corto plazo, con ambiciosos proyectos que podrían llegar a transformar la empresa en el largo plazo. Las grandes en el segmento automotriz – Nemak, Metalsa, Katcon – aceleran para convertirse en proveedores importantes para la nueva generación de vehículos, particularmente de los eléctricos. Quimmco incluso planea comenzar a fabricarlos.

Están también las que llevan varios años de crecimiento sostenido, rentable, y están alcanzando una escala cada vez más relevante. Es el caso de Cuprum, hoy líder en escaleras de aluminio y perfiles, y a punto de llegar a los $1,000 millones de dólares de ventas al año. De Ruhrpumpen, que, con sus plantas en Egipto, Rusia, China, etc., es líder en la producción de enormes bombas para la industria petrolera. Alianza Trayecto, que agrupa a las empresas de Grupo Larmex y Grupo Transportes Monterrey, se convirtió ya en la empresa de transporte de carga más grande en México. Lamosa y AlEn tuvieron importantes avances incluso durante la pandemia.


El compromiso de las ‘adoptadas’

En la última década, Ternium ha invertido más de 3 mil 500 millones de dólares en el estado. Home Depot, también con su sede en Monterrey, lleva 17 años seguidos sin dejar de crecer. KIA llegó hace apenas cinco años, y este año proyecta ensamblar unos 250 mil autos en la fábrica de Pesquería. El 30% de la producción de Lego a nivel global proviene de la planta de Ciénega de Flores; es la más grande de la empresa en todo el mundo. Fabrican 85 millones de bricks al día.

Viva Aerobús, como todas las aerolíneas, enfrentó meses muy difíciles debido a la pandemia. Pero está recuperándose a pasos agigantados, y busca regresar rápidamente al lugar que ocupó hace menos de dos años: el de la aerolínea más rentable del mundo. 

Carrier, Whirlpool, LG, John Deere, Hershey’s, Mondelez, HEB, Lenovo, Callaway, BAT, Mars…varias de éstas están invirtiendo no solamente para aumentar su capacidad de producción, sino también para desarrollar equipos locales de diseño o de ‘research & development’. 

Ahora vienen más y más inversiones. El proyecto de Hisense proyecta inicialmente 260 millones de dólares de inversión y terminará de posicionar la región como un hub en la producción de electrodomésticos.


Una cultura regia que sigue presente

Este es un punto más bien controversial. Habrá quienes aleguen que el estilo tradicional del empresariado regio ya desapareció - que la nueva generación es muy diferente a ‘la vieja guardia’.

Yo difiero.

Hay de todo, claro. Pero en Whitepaper pudimos constatar que subsisten valores históricamente asociados con el estilo local, incluyendo austeridad, disciplina en la ejecución, apuestas por innovación y tecnología, y para bien o para mal, también discreción en el actuar.


Además de lo anterior, otros factores también estarían contribuyendo en la proyección. Destacan:

  • El cambio demográfico. En los años 70s, en el estado había apenas 1.7 millones de habitantes. Para el 2000 seríamos ya 3.8 millones, 4.7 millones en 2010 y 5.8 millones en 2020. Y sí, nos quejamos del tráfico y de la inseguridad – consecuencias naturales de este crecimiento. Pero por otro lado, Monterrey es hoy una ciudad con un mercado interno considerable, lo que se traduce en una enorme demanda de productos y servicios.

  • El fuerte ritmo de crecimiento en EUA, y especialmente en Texas – incluyendo lo que pasa ya en Austin, en San Antonio y en el Río Grande Valley.

  • La situación política, que aunque no está tampoco para presumirse, sí hay un sentimiento de que seguimos avanzando a pesar de lo que sucede con los gobernantes. Podría – es más debiera – ser mucho mejor, sí. Pero la realidad es que ni los últimos sexenios en el estado – altamente criticados – han podido detener el avance. 

Es importante resaltar que también subsisten problemas – y muchos. Uno que no podemos ignorar es la desigualdad que termina a su vez traduciéndose en injusticias y niveles de pobreza que no son aceptables. Otro es el tema ambiental: urge tomar medidas que disminuyan inmediatamente el impacto que tenemos en el medio ambiente. Esto es responsabilidad de todos. 


Todo lo anterior crea un cóctel muy poderoso. Estos ingredientes debieran ayudar a detonar un crecimiento sostenido, de alto valor, que a su vez se refleje en una mejora en el nivel de vida de las familias en la región.  

En estos 12 meses del nuevo Whitepaper, los 330 newsletters que publicamos han sido leídos casi 1.3 millones de veces - y la mitad de esas veces, por una comunidad de apenas 1,700 personas. Hay interés por lo que pasa en esta ciudad.

Estoy firmemente convencido que Monterrey va a la alza.

I’m bullish on Monterrey


Aprovecho para agradecer a todos los que son ya parte de la comunidad Whitepaper. Este medio no existiría sin ustedes - y vienen cosas buenas en camino.