¿Por qué cuestan tanto las cosas en el aeropuerto?

Pasar varias horas en la terminal 1 del aeropuerto internacional de la Ciudad de México es toda una experiencia. Las instalaciones no solamente están en mal estado, sino que el edificio ha sufrido tantas modificaciones y “parches” que transmite una sensación de abandono y descuido – muy lejos de la impresión que quieres que se lleven tus visitantes. Mala señalización, monitores que no funcionan, bandas descompuestas, espacios insuficientes para el número de pasajeros, etc.

Una de las cosas que llaman la atención son las tienditas que siguen existiendo por todos lados: pequeños changarritos que venden botellas de agua, Rancheritos, Kit Kat, café soluble y hasta almohadas.

Y eso sí: los precios están muy por encima de lo que ese tipo de productos cuesta en una tienda que no esté ubicada dentro de un aeropuerto.

The Hustle publicó hace algunos meses una investigación bastante comprehensiva acerca de este tema, que vale la pena. ¿Cómo se vería esto, si hiciéramos la misma investigación para nuestros aeropuertos? Habrá que trabajar en esto.