¿Podrían llegar a Monterrey los tráilers que se manejan solos?

image2

En Monterrey hay un buen número de empresas que tienen más de 100 vehículos de carga. Es un segmento importante, que se mantiene muy pulverizado – no hay jugadores dominantes a nivel nacional – y que genera muchísimo empleo.

Ya todos hemos visto los avances en el tema de los vehículos autónomos. Desde el famoso auto de Google, que tienen ya años probándolo, hasta las inversiones de empresas como Uber y Tesla, mismas que están haciendo todo lo posible por contar lo más pronto posible con autos que no necesiten un conductor, se trata de una tecnología que en algún momento terminará funcionando.

Lo que es un poco menos evidente es que los avances más importantes no están en los vehículos de pasajeros, sino en la tecnología para camiones y tráilers que se manejen solos.

China es la segunda economía más grande del mundo, pero es el primer lugar en el tamaño de su industria transportista: mientras que en los Estados Unidos hay algo así como 3.5 millones de tráilers y camiones pesados, en China habría cerca de 6 millones.

Más importante: de acuerdo con información presentada en el Summit de Tecnología y Transporte en Asia, a más del 90% de los choferes de tráilers en China les disgusta su trabajo – es su única opción laboral, y por eso la toleran.

Los beneficios económicos de vehículos autónomos, explicaron en el evento, serían muy dramáticos en esta industria – de entrada porque opera las 24 horas y también porque existe un potencial de generar importantes ahorros en el consumo de combustible.

Es por estas razones que expertos estiman que será la industria transportista, antes que los autos de particulares e incluso las flotillas de Uber o similares.

La industria transportista en México – y en Monterrey – es significativamente más chica que la China, pero tiene ciertas cosas en común, empezando por el hecho que en ambos casos la oferta está muy pulverizada, en que las condiciones de las carreteras no siempre son ideales, y que la mano de obra es más barata que en otros países. El que en ese país esté avanzando rápidamente el tema de los camiones autónomos es una buena oportunidad – o amenaza – para los transportistas en México.