Las formas sí importan

Las formas sí importan

Les comparto aquí un breve ejercicio que hice con mis hijos, tomando la situación en los Estados Unidos del miércoles 1ero de abril.

Si te basas en el popular tablero de la Universidad de John Hopkins, esta es la imagen que le corresponde a ese país:

Los 216 mil casos se representan con esas manchas rojas. No sé si opinen igual que yo, pero esta imagen transmite que el país se está saturando rápidamente de casos.

El Washington Post - un periódico que en lo personal me parece muy serio - representa los casos de una manera más 'discreta':

Importante destacar que son los mismo 216 mil casos, pero aquí usan círculos menos imponentes. Parece que le dan prioridad a transmitir en qué estados hay casos, y sí, enfatizando en donde hay más.

Finalmente, para que mis hijos tuvieran otra perspectiva, hicimos en la casa este 'dibujo':

Cada cuadrito representa 1 millón de personas. En la hoja hay 330 cuadritos, representando a los 330 millones de habitantes en los Estados Unidos. Los 216 mil casos son el equivalente de una quinta parte de uno de los cuadritos, ahí pintados de naranja. La hoja en sí es, evidentemente, muy diferente que el primer mapa.

Aquí no se trata de minimizar la gravedad de lo que está sucediendo - primero porque la 'foto' no demuestra la velocidad con la que ha crecido la enfermedad. Además, para quienes son directamente afectados por la enfermedad - así sea en su propia persona, o por tratarse de un ser querido el enfermo - se trata de una verdadera tragedia. Es responsabilidad de todos nosotros tomar las medidas prudentes para ayudar a contener la pandemia.

Pero vamos a ser poco efectivos si nos paralizamos, y el pánico paraliza. Al momento de informarnos de lo que está sucediendo, seamos prudentes. Las formas a veces comunican más que el fondo.