Entre dinosaurios y arte

Opinión

El martes pasado se llevó a cabo una subasta en Nueva York. Entre las piezas figuró un dinosaurio T-Rex llamado - “Stan” - que se llevó la noche.

El dinosaurio pertenecía a Ron Perelman, un empresario multimillonario cuya fortuna proviene principalmente de su participación mayoritaria en compañía de cosméticos Revlon.

“Stan” rompió todos los pronósticos a…

This post is for paying subscribers