Economía presente: inflación

Economía presente: inflación

Por Juan Carlos Calderón Guzmán

El aumento generalizado de precios o inflación es algo que normalmente nos preocupa a todos porque afecta nuestro poder de compra. En una situación de crisis económica, como en la que nos encontramos por el COVID-19, a primera vista se podría pensar que los precios bajarán porque que hay menor demanda de bienes y servicios debido al aumento en desempleo y la disminución en ingresos. Sin embargo, este tema no es tan fácil de pronosticar porque hay muchos factores involucrados, más aún en esta crisis sin precedentes. Tenemos que tomar en cuenta la depreciación del tipo de cambio, la variación en el precio de los energéticos y cómo han sido afectadas las cadenas de suministro. Asímismo hay productos que por su naturaleza se vuelven más escasos en este tipo de crisis, o que se espera que se vuelvan más escasos – y eso puede aumentar sus precios.

Inflación de Abril

Este jueves se dio a conocer la inflación del mes de abril y el dato fue una sorpresiva baja en los precios respecto al mes de marzo de -1.01%. La inflación anual se sitúa en 2.15%. Para muchos de nosotros este número puede parecer nada relacionado con nuestra realidad, y esto es porque la canasta en la que se basa la medición es determinada para un “consumidor promedio”. En realidad, la mayor parte de los consumidores no caemos en este patrón de consumo promedio y por lo tanto nuestra inflación puede ser muy diferente a la inflación oficial.

¿Qué explica la baja en los precios? En resumen, lo que bajó fue el precio de energéticos: -12.45% y -15.20% en la comparación anual. La baja en el precio de la gasolina y la entrada en vigor de las tarifas eléctricas por temporada cálida en 18 ciudades del país explican en su mayor parte este fenómeno.

Precio de las casas en Estados Unidos

Se ha visto un fenómeno curioso en el precio de las casas en nuestro vecino del norte. Para el mes de marzo el precio medio de las casas subió 8%, esto a pesar de que la venta de casas existentes cayó 8%. Esto se explica porque la oferta de casas existentes bajó en el mismo mes más de 10%. Nos recuerda que cada mercado tiene su propio ritmo de ajuste y que la psicología humana entra en juego. Los vendedores estadounidenses saben que en situación normal las casas son un bien escaso y están esperando ver qué tan duradero es el impacto de la crisis económica, antes de ofrecer descuentos en la venta de sus propiedades.

Que podemos esperar en los siguientes meses

Con la recuperación de los precios del petróleo es probable que los precios de la gasolina suban en lo que resta del año. Dada la depreciación de más del 25% que ha tenido el peso, los precios de productos importados tenderán a subir, aunque en algunos casos la subida será lenta por la debilidad de la demanda. Como ejemplo están los automóviles, algunos electrónicos, alimentos y bebidas importadas, metales, etc.

Existen productos que se producen en otros países y su producción ha sido interrumpida por la contingencia sanitaria. Es el caso de la carne y embutidos producidos en Estados Unidos. También hay productos que se ensamblan con partes producidas en diferentes países, y seguramente habrá visto su cadena de suministro pausada temporalmente en alguna región. Esto ocasionará que sean más escasos.

La mayor parte de los pronósticos de inflación para este año en México andan entre el 2.5% y 4%. Los dos factores que definirán en mayor medida el aumento de precios a final de año serán el precio de energéticos y el nivel promedio del tipo de cambio.

¿Qué hacer?

Como en muchos aspectos de nuestra vida, es momento de replantearnos qué queremos consumir y cuánto valor traen a nuestra vida los productos y servicios que consumimos. Si además en nuestro consumo queremos influir sobre el futuro que queremos crear, podemos tomar esta oportunidad para reflexionar sobre lo que es realmente valioso en nuestras vidas y dejar de consumir lo que por costumbre consumíamos, pero no generaba algo positivo para nosotros.

Recordemos que lo que consumimos se ver reflejado en la salud de nuestro cuerpo, mente y emociones. Seamos conscientes de esto para crear una nueva economía más humana y mas consistente con ese futuro que queremos crear. No olvidemos que el único momento que vivimos, y donde tomamos decisiones, es en el presente.


El autor es fundador de Arvo Capital - Síguelo en Instagram: arvo_jccalderon